Sobre la web

 

Después de estar viendo muchos pacientes en el último año de licenciatura y tras acabarla he llegado a la conclusión de que muchos pacientes no cuentan con suficiente información cuando van a recibir tratamientos odontológicos. Parece paradójico que en la era de la información los pacientes estén tan desinformados o se preocupen tan poco por su salud bucal.


La primera causa que origina esta situación es que en la red hay mucha información pero no toda la información pública que está colgada en Internet es fiable. Cualquiera puede colgar información en Internet. No es algo que ocurra únicamente en el campo de la odontología, ocurre en todos los campos. Esto hace que la información que tienen los pacientes sea, con cierta frecuencia, equivocada o incompleta.


Otro problema que propicia este desconocimiento es que la información sobre odontología va pasando de boca a boca, como en todos los ámbitos de la vida, y muchas veces la información se desvirtua, se modifica o simplemente es falsa. Dicho de otra manera, lo que los pacientes oyen de boca de sus amigos, compañeros o vecinos no siempre es relevante o veraz.


No nos podemos olvidar de las dificultades que tenemos los profesionales para proporcionar a los pacientes la información que nos demandan. Tenemos que orientar a los pacientes, mostrarles las alternativas de tratamiento de las que disponen e informarles. No obstante la tarea no es fácil, con frecuencia los pacientes no entienden lo que les explicamos a pesar de mostrarles gráficos o hacerles dibujos que puedan ilustrar sus dudas. Además, a los odontólogos puede costarnos explicar de manera sencilla lo que hacemos para que nuestros pacientes puedan entendernos sin problemas. Si a esto unimos que con frecuencia trabajamos con horarios muy ajustados y que los pacientes están frecuentemente nerviosos en el consultorio, la dificultad para dar y entender explicaciones de manera correcta aumenta.


Sin embargo lo más preocupante es que algunos pacientes no están concienciados con su salud oral. No le dan importancia a la odontología preventiva. Estos pacientes consideran que acudiendo al dentista se arreglan todos sus problemas y no se preocupan por cuidar su boca, confiando en que el odontólogo podrá arreglarlo todo. Los profesionales tenemos la obligación de concienciar a estos pacientes y animarles a que sean parte activa en su salud oral. Debemos tratar de animarles a que se cuiden la boca y de enseñarles los múltiples beneficios que obtendrán de hacerlo.


Esta web nace con la intención de brindar a toda persona que esté interesada información contrastada y relevante de todo aquello relacionado con la salud oral. Trataré que todo lo que aquí sea publicado esté bien explicado y sea fácilmente entendible para todo el mundo, este sitio no pretende ser una web para odontólogos o estomatólogos sino para pacientes, ya hay decenas de webs odontológicas estupendas para profesionales.


Espero que aprendáis algo con los contenidos de la página, trataré de actualizarlos cada cierto tiempo. Para cualquier cuestión relacionada con la web podéis escribirme a la dirección de contacto.